Página de Inicio Comentarios y colaboraciones: cravan_editores@contranatura.org

ARTICULOS

LITERATURAS

GRAFICAS

AUDIOS

VIDEOS

ORWELLIANA

ENLACES

Abyssus abyssum invocat

Luis Ugaz

Plaqueta publicada en edición reprográfica del autor, c. 2000.
Luis Ugaz vive en la ciudad de Piura.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Procedentes de la expresión del Cuerpo de vacuidad, de la
Vacuidad, esa apertura total del espíritu vacío de toda limitación,
se te aparecen las divinidades pacíficas. Reconócelas.
Procedentes de la expresión del Cuerpo de gozo, de la lucidez
de tu espíritu, aparecen unas divinidades iracundas. Reconócelas.
Cuando surjan del interior de tu espíritu las legiones celestiales
de los cincuenta y ocho bebedores de sangre, reconoce que,
todo cuanto se te aparece no es sino la irradiación de tu propio
espíritu.

de 'El libro tibetano de los muertos'

 

 

POSICIONAMIENTO

 

I

Envolverse en pesadillas como un poseído por la
natural insanía de las sombras. Giros Ausencias
Palabras. Y el cuerpo el gran cuerpo retorciéndose
(repitiéndose) hecho residuos:

...................."Para todo lo dicho basta un canto
............................. una convulsión
.....................un cruel laberinto de espejos".

En el rostro
también una mirada negra que va más allá de un
pálido rostro y el llanto. Faz de insecto entre
imperceptibles chillidos de sangre. Grave desadaptación
a la vida.

Hora del miedo

Coherencia

 

 

 

 

CURVATURA

 

Llagas escarlata bajo el pensamiento. Descender como
sinónimo de enfrentarse. Y para cuando sea el último dejarse
llevar al sitio del renacimiento no habrá más horas frente a
espejos ni evocaciones de una estación lóbrega. Hermosas
manos blancas. Hermosa piel del vacío. Recuerdo de un
tiempo en que todo transcurría casi idéntico: las nubes
estancadas en un torbellino de visiones negras, los ojos
derramándose hacia el interior de una morada demoníaca,
las aves, los garfios, los demenciales objetos sin forma que
giran alrededor de las sombras. La paz desechada en favor
de una danza macabra que ejecuta sus abismales conceptos.
La fuerza del dejarse caer.
La inercia de escribir sin intentar un encuentro ni esperar ya
nada más allá del verbo. El espectáculo de rojas
incrustaciones en la médula del pensamiento. No hay éxtasis
perpetuo. De nada sirven el sueño ni la palabra.

 

 

 

 

MUNDO BIZARRO

 

Detrás del mercurio palpita un espantoso reflexionar puro
encanto suicida, empieza el movimiento alternativo de
imágenes se alumbra el círculo vicioso del habla la identidad
contraria de una redención imposible. El recuerdo aplasta la
existencia se agita en una sólida maquinaria agónica e inútil;
para saber que nunca seremos ángeles, para verificar nuestra
impureza en cada sombra que agoniza al iniciar el día.
Pesadez de la música sin tiempo golpeando el espíritu contra
el infierno. Cosmos de sangre. Ha disgregado el horror en
microscópicos miedos por haber encontrado el vacío de toda
luz oscura, la exacta melancolía de un abismo infinito.

 

 

 

 

MORTIFICACIONES

 

Eclipse en la cueva del sentimiento. Si estuvieras aquí ¿Qué
palabra, qué ceremonia, qué sacrificio no sería en vano a
esta hora del verdadero inmolarse sin más mirada que la
enraizada en mí tristemente? Concavidad repleta de
murciélagos y bastardos espectros portadores del tormento,
horror de comedia, consumación de todas las horas intensas
y el universo que no podría ser.
Soy un autista: no reptan ofrendas miserables frente a tu piel
luminosa; tu rostro, el hermoso gesto decapitado que me
devuelve al exilio; a la inmunda bestia que se arrastra en la
noche de las aceptaciones. Líneas tenebrosas dando forma a
todas las imágenes y objetos del averno, sonidos en el
margen de una nada que convoca a sobrevivirse al no
sobrevivirse; supuración de amor, coágulos en los labios; se
ha perdido antes del nacimiento.

 

 

 

 

CEREMONIAS DEL ADIÓS

 

Antorchas
Flores
Ornamentos fúnebres
Alrededor de la blanca bella
De ojos en sueño
De mirada de fascinación por la muerte
No otra frase sino la muerte
En carruaje
Como la noche la luna el aullido un infierno
Este amor que arrebata hasta el miedo
Dejando sólo al vacío
A este humano in olvido
Tan triste

 

 

 

 

POST-SCRIPTUM II

 

Poema tras poema los muertos susurran precipitados
lenguajes en sangre. El destino asciende siniestro entre
palpables bordes de abatimiento mientras la maldición de la
infamia cabalga oculta en el núcleo de todo lo conocido,
entrelazando los pensamientos del vástago: hijo pestilente
que persevera en el vacío. Un yo se precipita violento al
espacio de mis antepasados en un oleaje perverso; se ilumina
la perdurable agonía de la palabra. No soy una música, no
busco el perdón en los reflejos ni en las alteraciones
mentales. Mercader del sufrimiento, pordiosero del éxtasis;
intensamente sufro la noche y su helado desierto.

 

 

fin ir arriba

 

cravan_editores@contranatura.org

cravan editores
Se permite la reproducción parcial o total, citando la fuente y manteniendo esta autorización, excepto con fin de lucro y/o por medio comercial, caso en el cual está prohibida sin el permiso previo del autor.